Como limpiar la plata. Trucos caseros y sencillos.

Como limpiar la plata. Trucos caseros y sencillos.

La plata es un metal reactivo que al contacto con el sulfuro de hidrógeno que contiene el aire suele convertirse en plata negra con el paso del tiempo.  Es un proceso y una reacción química absolutamente natural generando una capa una capa superficial y muy fina alrededor del metal. Esta capa en realidad protege y conserva la plata pura debajo de la superficie.

También reacciona al estar en contacto con nuestra piel, con nuestros propios aceites naturales y sobre todo con los perfumes, cremas, maquillaje y cosméticos que utilizamos.

Con todo esto, es muy difícil evitar que la plata se oscurezca, pero sí que podemos contribuir a retrasar que suceda este proceso químico.

Lo ideal es ponernos nuestros complementos y joyas de plata después de nuestra higiene diaria, de maquillarnos y perfumarnos y evitar hacerlo con ellas puestas y, además, cuando nos las quitemos deberíamos lavarlas con agua tibia y jabón neutro y secarlas de forma suave mejor con una gamuza que con un paño que tenga hilos para evitar que se enganchen en engarces o en acabados que lleve la pieza.

Recuerda que, también para protegerlas y que no se arañen debemos guardarlas en un joyero separadas en compartimentos o por un tejido suave y evitar amontonarlas en un batiburrillo de colgantes, collares, anillos todos mezclados ya que además de contaminarse, se rayaran entre ellas.




Consejos para limpiar la plata.

Como, a pesar de estos consejos, es inevitable que la plata se oscurezca de forma natural, hay maneras sencillas y caseras de limpiarla y retirar esa capa que la ennegrece y dejarla brillante como el primer día:

Goma de borrar. Sorprendentemente, con una goma de borrar podemos quitar manchas de los objetos de plata de superficies amplias o sin recovecos como puede ser una bandeja, una tetera o similares. Recuerda probarlo antes de probar otros métodos más elaborados.

 

Bicarbonato sódico. Es uno de los métodos mas conocidos. Consiste en crear una pasta de bicarbonato mezclado con agua e impregnarlo por la superficie de plata que deseamos limpiar, frotamos suavemente con un paño, dejamos secar unos minutos y lo retiramos con un paño seco. El sulfuro se quedará en el paño.

 

Dentífrico.  Es otro método químico como el anterior del bicarbonato. Los componentes que tiene la pasta dentífrica reaccionan con el sulfuro de plata, eliminando el azufre. En este caso, primero debes limpiar bien la superficie con agua y jabón, y luego aplicar la pasta con un paño. Lo dejas actuar durante unos minutos, y lo eliminas con otra ronda de agua y jabón. Si lo que has limpiado es una bandeja, por ejemplo, se te quedará reluciente como el primer día.

 

El amoniaco.  Método eficaz y rápido, un poco más complicado y algún pequeño riesgo, si las joyas llevan engastadas algún tipo de piedra. Si lo hacemos correctamente, es un método que funciona muy bien. Se trata de mezclar a partes iguales, agua caliente y amoniaco.  Esta combinación es perfecta para eliminar el sulfuro de plata a gran velocidad, pero como el amoniaco es un agente muy abrasivo, si te pasas, puede acabar afectando la pieza. OJO, si se trata de una joya que lleve perlas o gemas, no lo uses porque puede agredir a las piedras y en el caso de las perlas corroe el nácar que recubre la perla que le da ese brillo tan especial.

Lavavajillas. En este método, combinamos un vaso de agua con un puñado de sal gorda, una cucharada de vinagre y un chorro de lavavajillas y removemos bien la mezcla.

Funciona muy bien para joyas tipo, pendientes, cadenas, pulseras…que dejaremos sumergidas como unos quince minutos, las aclaramos debajo del grifo y secamos con un paño. Perfectas¡¡

 

Papel de aluminio. Este método es el más elaborado, pero igual de sencillo y eficaz y con resultados maravillosos. Cogemos un recipiente dependiendo del tamaño de la pieza que queremos limpiar y lo forramos con papel de aluminio. Lo llenamos de agua caliente y añadimos unos puñados de sal. Removemos bien la mezcla e incluimos los objetos. El cloro de la sal reacciona al aluminio y, por otra reacción química, se lleva el sulfuro de la plata y la deja pura. Dejamos unos diez minutos para que se complete la reacción, sacamos la plata y la secamos. Verás que resultados¡¡

Con estas opciones de limpieza podemos limpiar tanto piezas grandes como vajillas, bandejas, teteras, etc., como pequeñas joyas. Pero hay otros objetos de plata que llevan grabados o formas que hacen difícil limpiar la superficie completa con un paño, en los que necesitaremos usar mejor un cepillo de cerdas suaves para no rayar e impregnado en la fórmula que hayamos seleccionado.

plata, limpiar plata, plata de ley, plata 925, plata limpia

Otro objeto de plata que puede tener dificultad para limpiar es un candelabro que ademas por el uso tenga cera derretida por los brazos.

Para retirarla, no lo hagas con la uña, o un palillo o con algo que la rasque. Lo mejor es sumergir el candelabro en un recipiente lleno de agua caliente y una vez que la cera se ha despegado, ya puedes limpiarlo como te comentaba con el cepillo. Seguro que te quedarán de escaparate.

Todos estos métodos son caseros, y ecológicos, pero si no dispones de los medios, de las ganas, o del tiempo, en muchos supermercados venden productos especiales para limpiar y reparar arañazos en la plata.

 

Otra opción es consultar a un profesional de la joyería o platería. Alguno de ellos los encuentras en nuestra web El Mercado Artesano.

Si quieres saber si un artículo es de plata de ley en otro artículo de nuestro blog te damos unos pequeños consejos