Como saber si una piedra preciosa es falsa o genuina

Como saber si una piedra preciosa es falsa o genuina

 

Al comprar piedras preciosas, es importante saber si una piedra preciosa es genuina o una imitación, si no quieres pagar por una piedra preciosa de imitación, el precio de una genuina.

A primera vista, es posible que no puedas ver la diferencia entre una piedra preciosa real y falsa.

Por lo tanto, debe hacer algo más que solo mirar una piedra para distinguirlas.

También hay que decir que no hay nada de malo que un anillo, collar o pendiente lleve piedras preciosas de imitación, con lo que hay que tener cuidado es a la hora de pagar.

Algunas incluso son muy similares a las piedras preciosas reales en propiedades químicas.

El problema es cuando se venden como piedras preciosas reales las que son de imitación. También debes entender la diferencia entre las piedras preciosas de imitación y la genuina.

En la mayoría de los casos, las gemas de imitación van a ser piedras preciosas sintéticas, esto significa que se creó en un laboratorio para ser un sustituto de la verdadera piedra preciosa y eso es por lo que puede ser difícil distinguirlas.

Las gemas sintéticas fueron hechas para ser como las verdaderas. Deberías poder tocar una perla de plástico y saber que no es genuina. Son los sintéticos los que pueden engañarte.

Otras cosas que hay que recordar son:

  1. que las piedras preciosas reales son naturales y debido a esto van a tener defectos. Si bien puede pensar que sería al revés, las piedras preciosas reales tendrán defectos, mientras que las gemas sintéticas se verán más perfectas.
  2. Además, las piedras preciosas falsas tienden a brillar y brillar mejor que las piedras preciosas reales, porque las piedras naturales reales se han desgastado a través del medio ambiente.
  3. Otra forma fácil de determinar rápidamente si una gema es real o no según cuánto pesa la piedra preciosa. Normalmente, las piedras sintéticas van a ser más densas que las piedras reales y, por lo tanto, deberían ser más pesadas. La diferencia debe ser notable simplemente sosteniendo la piedra en su mano.
  4. Otro factor rápido que debería ayudarlo a determinar si una gema es falsa o no es el precio. Piensa en ello de esta manera; si parece demasiado bueno para ser cierto, probablemente no lo sea. Las piedras sintéticas son mucho menos valiosas y, por lo tanto, más baratas que las piedras reales. Esto se debe a que se fabrican en un laboratorio y pueden producirse en masa, mientras que las piedras reales se obtienen de la naturaleza. Debido a que son raros y limitados, las piedras reales te costarán más.

 

He aquí algunas pruebas comunes que puedes hacer para asegurarte de obtener una gema auténtica y natural.

Perlas

perla, piedra preciosaPese a lo que podamos pensar no todas las perlas son redondas también pueden presentarse en forma semi-redonda, en forma de gota, ovaladas o en formas asimétricas (también conocidas como barrocas).

Las perlas a las que se atribuye mayor valor son aquellas que son totalmente redondas.

Es posible que haya oído hablar sobre el viejo método de decir si una perla es real o no, poniéndose la perla en la boca y raspándola contra sus dientes, puede parecer una prueba bastante simple, pero es bastante fiable.

Las perlas reales tienen una sensación arenosa, porque en realidad son un pedazo de arena. Las perlas falsas serán más suaves y se verán más perfectas, sin embargo, si no sabes dónde ha estado la perla y no quieres ponértela en la boca, no te preocupes puedes pasar la uña por la perla para obtener los mismos resultados. Solo busca cualquier tipo de superficie áspera y abrasiva, y podrás saber si la perla es real o no, sentirás una sensación de fricción.

Otra manera de saber si una perla es real o no es por la temperatura.

Para hacer esta prueba asegúrate de que la perla haya estado guardada, no lo hagas con las que acabes de usar.

Las perlas auténticas van calentándose por la temperatura corporal de la persona que la lleva y las perlas de imitación suelen mantener una temperatura más fría, sobre todo las de cristal.

Diamantes

diamanteHay muchas pruebas para ver si un diamante es verdadero o no.

Un diamante genuino debería poder cortar el vidrio fácilmente, mientras que las gemas de imitación no pueden hacerlo. Si no tienes ningún vaso a mano para cortar, no te preocupes, hay otras maneras de saber si un diamante es real o no.

Una forma de probar si su diamante es real o no se llama “la prueba de la niebla”. Limpia la piedra con un trapo para quitarle el polvo o grasa que pudiera tener de tocarlo con las manos. Echa el aliento de tu boca en el diamante, como lo harías en un espejo, si se empaña poco tiempo es real porque un diamante falso se empañará durante unos segundos y la condensación debería comenzar a acumularse en los diamantes falsos si respira repetidamente.

diamante

Un diamante real puede dispersar el calor que desprende tu aliento de manera correcta.

Otra forma de detectar los diamantes falsos, si el diamante no está montado en un anillo o pendiente, es intentar la prueba de la refractividad. Los diamantes refractan la luz que pasa a través de ellos, esto es lo que les da su apariencia brillante.

Una forma de probar esto es usando un periódico. Pon la piedra boca abajo sobre el papel escrito o un trozo de periódico y si puedes leer las letras del periódico a través de la piedra, o incluso ver manchas negras de la impresión, es muy posible que sea falsa.

Un diamante curva la luz tan bruscamente que la impresión no se muestra a través de la piedra.

Rubí

rubiOtra de las piedras que más se falsifica es el rubí.

Afortunadamente, hay varias maneras de saber si un rubí es real o no.

Una forma de distinguir un rubí real es a través del color de la piedra. Un rubí debe ser un rojo vivo y brillante. Las piedras falsas serán más opacas que los rubíes reales.

Ojo porque si la piedra en cuestión tiene un tono rojo más oscuro, no quiere decir que sea falsa, puede que sea un granate. Los granates son una piedra preciosa que son similares a los rubíes, pero en lugar de tener el brillo rojo brillante, son una piedra preciosa de tono más oscuro.

rubi

 

Otra forma de probar un rubí es mantener la piedra entre sus dedos y rascarlo con la uña o con una moneda. Si se muestra el rasguño, entonces es probablemente un rubí de imitación. Los rubíes son conocidos por su fuerza extrema y son tan sólidos que no deberían arañarse.

Zafiro

zafiroEl zafiro viene justo detrás del diamante en términos de dureza de piedras preciosas.

Se puede usar el mismo tipo de pruebas para el zafiro que se usaría para el rubí. El auténtico zafiro debe ser de un color azul intenso y no debe reflejar ningún otro color cuando se mueven con luz.

La piedra también debe reflejar un color coincidente con la piedra. Los zafiros falsos son más brillantes que los naturales.

También puedes hacer la prueba del arañazo, dado que es una piedra resistente y dura, no debería de haberlos.

Esmeralda

esmeraldaLas esmeraldas pueden ser bastante difíciles de decir si son buenas o no.

Esta es otra piedra que debería tener imperfecciones, así que busca cualquier fallo interno que pueda señalar si es real o no.

Puedes buscar burbujas en la piedra, lo que puede indicar que no es natural y el color también puede ayudarte a determinar si es falsa o no.

Es importante saber que la mayoría de la gente considera que las mejores y de mejor calidad provienen de las minas en Colombia.

Estas son las esmeraldas más deseables y valiosas en el mercado. Pero las esmeraldas también se extraen en otras partes del mundo, Zambia, Brasil y Afganistán.

Es importante saber esto porque las esmeraldas que vienen de Colombia tienen un tono de verde diferente al de otras esmeraldas. Las piedras de Colombia van a tener un color azul verdoso vibrante con una saturación profunda o un color verde amarillento.

Las esmeraldas reales no producen casi ningún destello colorido cuando se ponen bajo la luz. Si la gema produce destellos arcoiris, no es una esmeralda.

Jade

El jade es una piedra ornamental. Si bien el jade no es una piedra preciosa como las otras que se han descrito anteriormente, son piedras preciosas que se sabe que se recrean en laboratorios.

Jade puede venir en multitud de colores; verde, blanco o naranja y se consideran una piedra muy valiosa.

jade                jade blanco                     jade naranja

Una manera rápida de saber si el jade es real, es saber de dónde proviene.

Hay dos tipos de jade auténtico. La jadeíta es la variedad más valorada y es conocida como jade “Imperial Green”, y generalmente proviene de Birmania y el Tíbet. Solo pequeñas cantidades se extraen en cualquier otro lado.

El segundo tipo es el jade nefrítico, que se encuentra principalmente en Columbia Británica. Pequeñas cantidades se pueden extraer en Canadá, China, Australia y los Estados Unidos.

Si no sabe de dónde se extrajo la piedra, hay otras pruebas para determinar si la piedra es real o no.

Ponga el jade bajo una luz brillante y si ves aspectos fibrosos en la piedra, entonces probablemente es auténtico.

Otra forma de probar jade es frotar y golpear dos piedras juntas, si observas un sonido de plástico, entonces probablemente sea falso y si es un sonido más profundo, entonces posiblemente sea auténtico. Una última forma de probar jade es probar su fortaleza. Al igual que otras piedras, el jade es extremadamente fuerte y duradero y debería poder rayar el vidrio y el metal. Si no lo araña y, a su vez, se raspa la piedra, lo más probable es que no sea jade auténtico.

Amatista

amatista, gemasOtra piedra popular es la amatista. Normalmente, las amatistas no son falsas porque, comparadas con algunas de las otras gemas, son relativamente baratas. Sin embargo, hay amatistas falsas en el mercado.

Las amatistas son relativamente duras y pueden rayar algunas superficies duras. Pruebe con un azulejo de porcelana, que tiene la misma dureza de una amatista si la piedra puede rayar la baldosa, entonces podría ser real.

Otra forma es friccionar la amatista sobre un vidrio, y esta debería dejar una raya blanca.