Feria de artesanía online. Apoyando la artesanía.

¿Qué es el damasquinado o damasquino?

¿Qué es el damasquinado o damasquino?

La técnica de ornamentación de metales conocida como damasquino o damasquinado tiene una gran tradición artesanal y consiste en la realización de piezas de hierro con figuras y dibujos mediante la incrustación de hilos y láminas de oro y plata.

Después de la presencia árabe en España durante siete siglos, este tipo de artesanía se desarrolla profundamente entre los artesanos españoles, que lo aprendieron y lo mantuvieron hasta nuestros días, principalmente en la ciudad de Toledo. Manteniendo

Toledo una milenaria tradición de espadería, fabricación de armaduras y trabajos en metal. Son varios procesos a realizar, hasta que la pieza está terminada.

Todo el trabajo está totalmente hecho a mano. La pieza a adornar es de acero. Dicho acero debe estar sin templar y los materiales que se incrustan son el oro, la plata y el oro verde que es de 22 kilates.

Las herramientas son de hierro y todas están fabricadas a mano al gusto del artesano.

Procesos del damasquinado

La pieza a adornar debe ser preparada mediante el rayado o picado, la cual consiste en quitar a la superficie su tersura, y que así pueda agarrar el oro y la plata.

Puede llevarse a cabo mediante un tratamiento de ácidos para ahorrar tiempo en el proceso, o bien realizando la picadura a mano muy minuciosamente, siendo la técnica original que se ha llevado a cabo a lo largo de los siglos.

Una vez tenemos la pieza picada la quemaremos a fuego con un soplete para oscurecer el color del acero, así poder plasmar el diseño y trabajarlo con mayor facilidad.

A continuación, podremos comenzar a trabajar el reparto y a la incrustación del material, mediante hilo y láminas de oro y plata.

Cuando tenemos el diseño terminado procederemos a matear la pieza, para terminar de incrustar por completo los materiales. Matando su brillo al oro y la plata, y a su vez, poder trabajar con él posteriormente.

damasquino, damasquinado, joyas, anillos, colgantes

El siguiente proceso consiste en trabajar la pieza con una serie de productos químicos. La técnica es comúnmente llamada pavonado, y es fundamental para darle el brillo de los materiales a la pieza, y a su vez dejar la superficie limpia, transformando el rugoso acero en un color negro perfectamente homogéneo.

El proceso consiste en introducir la pieza al fuego, a una temperatura de 600 grados, con una solución de sosa caustica y nitrato de potasio.

Como dijimos anteriormente, el acero quedará negro, mientras que el oro y la plata permanecerán inalterables.

El último proceso y a su vez el más importante es la técnica de repasado que consiste en crear diferentes texturas a la pieza mediante golpeos con cinceles, y a su vez dar relieve, devolviendo al oro su brillo natural.

Cada pieza que se realiza es única dejando en ella la historia que a lo largo de la historia siempre la acompaña.

Cuidado del damasquinado

Los artículos están especialmente tratados para mantener todas sus propiedades, sin embargo, es recomendable tener en cuenta las siguientes indicaciones.

– No lo sumerja en agua ni lo someta a una fuerte humedad, en tal caso se secará con un paño seco lo antes posible.

 -En las zonas costeras es conveniente almacenar el damasco en vitrinas que protejan de la sal y la humedad.

-Cuando limpie, evite productos químicos y paños húmedos.

-Puedes frotar con un borrador suave para recuperar el color y el brillo.

Si te gustan los auténticos artículos de damasquinado, no dejes de visitar lo que te ofrece Togashi Damasquinos, colgantes, pendientes y brazaletes. Autentico damasquinado de Toledo